Las 10 razones principales de rechazo de artículos científicos

Cuando un artículo se envía a una revista científica, es sometido a un proceso de revisión intenso. Debe de pasar por varios puntos de control en su camino hacia la publicación, y el rechazo se esconde tras cada esquina. Si te dedicas a la publicación de artículos científicos, es probable que al menos uno de tus manuscritos haya sido rechazado por una revista.

Tras recibir el artículo, este es examinado primeramente por un editor, quien realiza la revisión inicial. Los editores evalúan si el artículo está dentro del enfoque y alcance de la revista para determinar si será de interés para sus lectores. Verifican que los autores hayan seguido las instrucciones concernientes a la estructura y formato del texto, y también están atentos a problemas que puedan interferir con el trabajo de los revisores, como una redacción deficiente.

A menudo, el rechazo por parte de los editores es rápido. Si tu artículo es rechazado poco tiempo después de haberlo enviado a la revista, probablemente se trate de un rechazo editorial. Por otra parte, si el artículo cumple con los requisitos de calidad, pasa a la revisión por pares, o arbitraje. En esta etapa, los revisores realizan una evaluación más a fondo de la calidad de la investigación, y dan recomendaciones para su aceptación, rechazo o correcciones.

Ante esta revisión tan intensa a la que deben someterse los manuscritos, es útil conocer los errores más comunes identificados por los revisores. Afortunadamente, existen algunos estudios arbitrados en los que se han analizado los comentarios de los revisores en artículos rechazados. Además, varias de las principales editoriales, como Elsevier, Springer y Wiley han publicado guías en las que se describen las razones más comunes de rechazo de artículos.

Aquí hemos compilado para ti los errores más comunes identificados en el proceso de revisión, o las 10 mejores maneras de lograr que tu artículo sea rechazado.

Ciertamente, algunos de estos errores son fáciles de evitar. La mala redacción, por ejemplo, es fácil de prevenir y corregir aunque muchas veces se pasa por alto. Los revisores mencionan frecuentemente la importancia de presentar un documento bien escrito. De hecho, estar bien escrito fue de las principales fortalezas notadas por los revisores en artículos recomendados para publicación en las actas de la conferencia de Investigación en Educación Médica. Tener un profesional que edite tu trabajo puede hacer la diferencia entre el éxito y el rechazo.

Pero no todos los problemas son tan fáciles de arreglar. Los problemas técnicos asociados a la metodología utilizada pueden representar un mayor reto. Desafortunadamente, pueden ser bastante comunes. De acuerdo a un artículo publicado en Science Editor, la razón número uno de rechazo de manuscritos enviados a revistas médicas fue un diseño de estudio deficiente, y constituyó el 71% de los rechazos.

Desde luego, estas no son las únicas razones por las que un artículo puede ser rechazado. Pero tomar en cuenta estos puntos indudablemente mejorará las probabilidades de éxito de tu manuscrito.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *